El 3D y la nube van de la mano

Justo ayer me tocó ir en representación de ILUNION IT Services, junto con @JavierPallo, a un evento de empresa y tecnología en el que dos ponencias versaban sobre nuevas soluciones de impresión 3d, y sobre Cloud… y cabe la posibilidad de preguntarse ¿Qué tienen que ver la impresión 3D y la nube?

Para empezar, ambas son tecnologías que son y serán en el corto y medio plazo disruptivas. La computación en nube, según la documentación más antigua que se conoce, data de 1996, aunque fue popularizado en 2006 cuando empezó a ser común entre los grandes fabricantes el hablar del término “Cloud Computing”. En el caso de la fabricación aditiva, es un concepto que se llevaba utilizando desde 1970, aunque la impresión 3D comenzó con Chuck Hull en 1986, y fue solo tras la creación de la Prusa i3 (y sus clones chinos de bajo precio), en 2012 y dentro del proyecto RepRap, cuando se popularizó entre usuarios domésticos, y comenzó su difusión dentro del ámbito empresarial. De nuevo, como pasa con los móviles la distancia entre el ámbito personal y empresarial se diluye. (esto tiene un término técnico que es Customerización)

Muy bien, pero sigo sin ver la relación

Vayamos por partes… Así como el Cloud Computing ha acercado y puesto a disposición de más y más organizaciones una capacidad de cálculo y unos recursos hasta hace poco impensables, la impresión 3D está capacitando a más y más makers el llevar a la realidad sus ideas, acelerando el tiempo de prototipado, facilitando la fabricación o el paso a fabricación en masa, y en último caso consiguiente que podamos mantener funcionando algunas máquinas que en otro caso estaban destinadas al achatarramiento gracias a la obsolescencia programada, pero sigue teniendo una barrera última a la hora de acercarse a ella: La economía

Hasta ahora, toda empresa que quisiera acercarse a la impresión 3D de gama profesional, debía realizar un desembolso importante para optar a máquinas capaces de imprimir prototipos funcionales, o a menos de gran calidad. Estas máquinas (por ejemplo, las de Makerbot) suponen un desembolso por encima de los 2.000 €, o incluso si queremos tecnologías de impresión más precisas que el FDM o Fused Deposit Modeling, podemos estar hablando de inversiones entre los 20 .000 y los 50.000. Claramente, esta opción no está al alcance de todos los bolsillos…

 

 

Pero aquí es donde entra nuestras amigas las nubes. Hace poco se anunció un acuerdo entre NetFabb, una de las mayores redes de impresión 3D del mundo, y Microsoft Azure, en el cual NetFabb usa los servicios de Azure para almacenar los diseños, y simplificar el proceso de los mismos en NetFabb, de manera que sea más sencillo al usuario que quiere una pieza, bien diseñada por el mismo o bien extraida de cualquiera de los repositorios basados en Creative Commons que exiten, impresa en una determinada calidad y de manera asequible. Cabe destacar que tanto NetFabb como Microsoft Azure no reclaman ningún derecho sobre los diseños que pasan por la plataforma, por lo que no existe ningún problema de cara a patentes o comercialización posterior.

En resumen, el futuro de estas tecnologías (y otras que no menciono pero que vienen a sumar al escenario actual y futuro) es brillante, y su combinación puede hacer por el mundo de la fabricación algo similar a lo que representó Paypal para el campo de las transacciones electrónicas.

… Una cosa más…

Para el que no crea en el mundo del 3D, quiero haceros un breve resumen de los materiales que se pueden utilizar actualmente (y puede que me deje alguna):

  • Resinas
  • Polímeros
  • Nylon
  • Aleaciones (Oro, Plata, Acero inoxidable, titanio)
  • Bioprinting (impresión con células humanas)
  • Comida
  • Cementos

Y las impresoras son habitualmente utilizadas en los siguientes sectores:

  • Industria
  • Moda
  • Óptica
  • Joyería
  • Militar
  • Educación
  • Medicina

¡Y en Consultoría! ILUNION IT Services dispone también de su propia impresora de la cual os incluyo las imágenes de varios productos usados para demo!

Distingas piezas funcionales impresas en 3D

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *