Red Social Corporativa: lo que NO debes hacer

Desde hace años defiendo la utilidad de las redes sociales corporativas como instrumento de colaboración, transmisión de conocimiento, compartición de información y como punto de encuentro de las personas. A día de hoy encontramos estas redes bastante extendidas aunque hasta hace poco era frecuente ver empresas que por sus propias barreras y prejuicios no se atrevían a desplegar esta clase de herramientas (miedo a la popularización, temor al fracaso, falta de madurez corporativa, falta de identidad, etc), y por ello me ha parecido este un buen momento para rescatar este decálogo.

Ahí van 10 consejos de lo que NO debes hacer en una red social corporativa:

Reprimir el mal uso

Reprimir públicamente el uso incorrecto de la red social no hace otra cosa que dificultar el uso y hacer que la gente pase de ella. Si consideras que es necesario aclarar el uso correcto de determinada cosa hazlo en privado, y si es útil para los demás y quieres hacerlo de forma pública hazlo en positivo, explicando y exponiendo, no reprimiendo.

Saturar con tu verborrea

Ya todos sabemos que te gusta mucho hablar y explicarte, pero no nos satures. Recuerda aquello de “lo bueno y corto, dos veces bueno”.

Suponer que te escuchan

 

Es verdad que tal vez alguien diga o pregunte algo que tú ya compartiste, o ya dijiste, o ya mostraste, pero el “te lo dije” normalmente sobra. Te propongo que pruebes a decir lo mismo pero de forma positiva, y si no puedes con tu ego y sientes la imperiosa necesidad de decir que ya lo habías dicho te invito a que en vez patalear, contestes aportando esa respuesta que tan bien conoces referenciando, por qué no, tu antiguo post o entrada. Seguro obtendrás mejores resultados….

Olvidarte de la red

Acudir a la red social sólo cuando necesitas algo es una opción, pero verás que funciona mucho mejor cuando colaboras y das sin pedir nada. Tampoco te sientas obligado a postear por el simple hecho de hacerlo, recuerda que es un medio, no una obligación.

Quejarte si te responden

Lo bueno de la red es que existe como medio para intercambiar opiniones, experiencia y conocimiento. Y descubrirás que tal vez no todo el mundo piensa como tú o haya tenido la misma experiencia…. Esas son las reglas del juego y las has aceptado al entrar en la red, por lo que quejarte por tener respuestas que no compartes estaría fuera de lugar.

Ser quien no eres

En una red social corporativa todos sabemos realmente quién es quién. Si no te conocemos personalmente es fácil dar contigo a través de tus compañeros, tu departamento o tu división por lo que inventarse personajes es una mentira que no solo será descubierta rápidamente sino que te dejará el mal sitio.

Ser intrascendente

Es aburrido leer entradas que no aportan absolutamente nada y además quitan valor a la red ocupando un espacio que no se merecen. Hay una frase que define mejor este punto: “asegúrate que lo que vas a decir es más importante que el silencio”. Directa, pero contundente.

Olvidar que es corporativa

Recuerda que la red es CORPORATIVA, es decir, es una herramienta para uso y usufructo de los compañeros de trabajo. No cabe duda que ese tema personal que tanto te preocupa es muy importante, pero una red corporativa no es el sitio donde compartirlo justamente por eso, porque es corporativa y no personal.

Asumir que es determinista

Asumir que determinada cosa es de conocimiento obligatorio y global por el simple hecho de haber sido publicada en la red es erróneo además de prepotente. Existen otros medios para notificar de esta forma, como la comunicación física o el correo electrónico certificado.

Dejarte la piel la primera semana

La red es un elemento vivo que debe perdurar en el tiempo y que requiere atención constante. No cabe duda que el gran esfuerzo que implica su implementación inicial persigue un fin noble pero evita que el desgaste del arranque nuble el principal objetivo: colaborar y comunicar de forma constante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *